Monsieur Periné

Tu canto es dulce miel en mi lengua

Me cuenta historias

De algún tiempo que viví

Y que hace mucho ya llevó el olvido

 

Tu sonido es perfume de océano

Recuerda las playas de arena blanca

Y el viento en mi pelo y el sol

En mi piel y el mar en mi oído

 

Tu voz llena mi alma de colores

Que no encuentro en las calles

Que no encuentro en el cielo

Que no tenía en mí

 

Tu voz llena un vacío en mi pecho

Pone sol y calor y color y dulzura

En ese profundo vacío oscuro

De echar de menos lo que no viví.